Pinturas

Descripción de la pintura de Vasily Perov "Huérfanos en el cementerio"


A principios de la década de 1860, Vasily Perov fue a París. En 1865, durante su estancia en la capital de Francia, comenzó a crear un ciclo de pinturas que revelaban los temas de los pobres y la soledad. Entre ellos se encuentra una verdadera obra maestra del artista "Huérfanos en el cementerio" de 1864.

Esta pintura de pequeño tamaño contiene temas importantes para el resto de la obra del artista: muerte, dolor y lágrimas de los niños. La imagen contiene niños pequeños que están solos junto a una tumba nevada. Vasily Perov transmite hábilmente el componente emocionalmente expresivo de la imagen.

El artista se propuso el objetivo de representar no solo a personas específicas. Pero para mostrarle al público una infancia condenada al hambre eterna y al vagabundeo. Esto se enfatiza por la ropa miserable, los pies descalzos, los ojos grandes y desesperados de los niños. Su apariencia simboliza la tragedia, la desesperación y la desesperanza.

Perov retrató hábilmente el paisaje que rodea a los niños. El cielo cubierto de nieve parece pesado, la nieve tiene tonalidades gris azuladas, y en el fondo puedes ver cruces desvencijadas. La obra no carece de significado simbólico. En una lápida, al lado de la cual se paran los niños, se molió una rama, lo cual es extraño en invierno. Aquí simboliza la victoria de la vida sobre la muerte. Es posible que los niños lleven la rama a la tumba como única decoración.

Un niño y una niña se paran como si formaran una unidad escultórica. Gracias a la habilidad del artista, su mirada tenaz y sus emociones, el espectador experimenta una sincera simpatía, lástima por los niños y un deseo de ayudarlos.





Metamorfosis de Narciso

Ver el vídeo: Picasso. Las Señoritas de Aviñón. Descripción (Octubre 2020).