Pinturas

Descripción de la pintura de Lev Feliksovich Lagorio "Harbour (1859)"


Este artista fue un pintor marino y paisajista increíblemente talentoso. Los críticos de arte lo llaman seguidor de Aivazovsky. Su amor por el mar no tenía límites, y esto obligó a Lagorio a recoger un pincel para representar las impresionantes extensiones marinas del Mar Negro. Viajó mucho, y con un amplio conocimiento, se convirtió en profesor de pintura de paisajes. Se inspiró en la naturaleza circundante, capturándola en sus hermosos lienzos, llenos de romanticismo y profundidad. El tema más importante para el artista es el mar, que ganó su corazón y se refleja en las brillantes obras del creador.

Esta imagen representa el mar exactamente como lo ve Lagorio. Es plateado, que acecha en cientos de tonos diferentes y se asemeja a un suave terciopelo, que se extiende sobre el lienzo. El puerto representado en la imagen parece increíblemente tranquilo y pacífico. Evoca una sensación de espacio y libertad, que acecha con un horizonte ligeramente rosado. Las montañas cubiertas de neblina gris se congelaron junto con la superficie del agua, que se convirtió en la cuna de yates y veleros, congelados, como si estuvieran en calma. Transmite perfectamente la gama de colores, sus colores son brillantes y saturados.

Las pinturas del creador tienen un magnetismo especial, capturan la vista y obligan a mirar con interés cada línea pintada por Lev Lagorio. Su deleite y admiración por los paisajes marinos que cobran vida en los lienzos y desde los cuales se siente vívidamente la frescura de la brisa. El aliento de las olas se transmite bellamente en varios tonos. El artista estudió pintura en el Louvre, lo que afectó su trabajo, dotándolo de especial sutileza y sensualidad. Además, fue miembro honorario de la Academia de las Artes. Pero desafortunadamente, el brillante pintor marino murió en la pobreza, dejando atrás docenas de impresionantes pinturas.





Andrey Rublev Trinity Icon Descripción

Ver el vídeo: Obra Comentada: Cristo Crucificado, de Velázquez (Octubre 2020).